Busque su música en nuestra web

lunes, 1 de septiembre de 2014

Del frío danés llegó la cálida "Saturday night"

Whigfield (o Naan) es una cantante danesa principalmente conocida por la canción "Saturday Night", un tema enormemente popular en el verano de 1994.
Nacida el 11 de abril de 1970 en Skælskør (Dinamarca), Sannie Charlotte Carlson, nombre auténtico de Whigfield, pasó varios años de su infancia en África, regresando después a su país natal.
Saltó al estrellato cuando su single "Saturday Night" se convirtió en el gran éxito del verano boreal de 1994, gracias a que fue tocado intensamente en las discotecas del Mediterráneo y al hecho de que llevaba asociado un baile que muchos encontraron fácil de aprender.
Whigfield se convirtió en la primera artista no británica en debutar con un número uno en la primera semana de presencia en el ranking del Reino Unido. Su música tuvo también mucho éxito en Brasil, Canadá, Australia, Francia, en los países nórdicos y en América Latina, durante el fenómeno eurodance, o post italo-disco, de mediados de los años 90.
"Saturday Night", que aún sigue sonando en emisoras de medio mundo, ha sido versioneada en los últimos años más de una veintena de veces.



jueves, 19 de junio de 2014

Katherine y Christine Shipp y "She began to lie": Historia de la misteriosa, adictiva y espeluznante canción que llegó del Mississippi


Casi con total seguridad, todos nuestros lectores habrán escuchado alguna vez esta canción, "She began to lie", aunque es posible que no conozcan a los responsables de la misma. Y es que la historia de "She began to lie", una canción hermosa y fascinante como pocas, es tan sugestiva como su propia melodía.

Todo comenzó el 13 de mayo de 1939. Aquel día, el prestigioso antropólogo norteamericano Herbert Halpert, especializado en recoger, clasificar y estudiar la mejor música del folclore estadounidense, inició una serie de grabaciones en la localidad de Byhalia, en el Mississippi. Entre algunas de aquellas muestras musicales que tomó el investigador, se encontraban grabaciones realizadas a la familia de Walter and Mary Shipp. Walter, además de ministro en la iglesia de la localidad, era un conocido aparcero, mientras que Mary era la directora del coro local. En los cantos y las canciones registrados por Herbert Halpert también participaron los 14 hijos del matrimonio, aunque entre éstos destacó la pareja formada por Katherine y Christine que, con 19 y 20 años, respectivamente, proporcionaron al estudioso unas extrañas canciones que ellas tarareaban en sus juegos y en sus bailes diarios. Entre estas composiciones, se encontraban los primeros fragmentos de una melodía misteriosa, que ellas conocían como "Sea Lion Woman" y que, con el paso del tiempo, acabaría convirtiéndose en "She began to lie".

La letra de la canción se mueve entre asuntos banales e intrascendentes que hacen referencia al consumo de te y café, pero de la melodía parece trascender algo enigmático, seductor y raramente atractivo que envuelve todo de un aire siniestro y aterrador. A lo largo de las últimas décadas, la canción ha ido teniendo diferentes títulos, entre los que destacan algunos como "C-Line Woman", "See-lejía Woman", "See Line Woman" o "Ella Mujer Lyin'", lo que no ha hecho más que incrementar el halo de ocultación e intriga de la grabación que las hermanas Shipp realizaron aquel día.

Pero la historia de "She began to lie" no termina aquí. En 1998, el compositor y arreglista Greg Hale Jones mezcló nuevamente la canción con tonos electrónicos y ambientales, pero conservando las voces de Katherine y Christine, y dio luz a un tema atmosférico, espeluznante y sobrecogedor que dio la vuelta al mundo gracias a su inclusión en la banda sonora de la película "La hija del general" ("The General's Daughter"), protagonizada por John Travolta en 1999.

Síguenos en Twitter
Suscripción gratuita a la e-Revista Canciones en el Recuerdo
Mira nuestras bonitas camisetas


miércoles, 7 de mayo de 2014

La inolvidable y raroextraña "Electrica Salsa" de OFF


En 1986, Off, una formación alemana de música electrónica que seguía estrictamente los dictados básicos del italo-disco, consiguió colar uno de sus temas entre los más escuchados en las discotecas de todo el mundo. Se trataba de este "Electrica Salsa" que, con el tiempo, sufriría múltiples versiones y remezclas. 
La canción, y el vídeo que la acompañaba, es rara, extraña y potente, pero, sobre todo, es muy representativa de lo que fue la música más comercial de mediados los años ochenta.

Comprar en Amazon "Electrica Salsa"

Comparte tus canciones en nuestro Muro de Facebook
Síguenos en Twitter
Suscripción gratuita a la e-Revista Canciones en el Recuerdo 

jueves, 10 de abril de 2014

Jesucristo Superstar: El gran clásico de la Semana Santa


Ahora, en Semana Santa, no podemos dejar de hablar de una de las grandes óperas rock, teatrales y cinematográficas, de los años setenta del pasado siglo: "Jesucristo Superstar" ("Jesucristo Superestrella").
Con libreto de Tim Rice y música del generalmente brillante Andrew Lloyd Webber, Jesucristo Superstar se presentó por primera vez en su versión inglesa en 1970 y provocó cierto escándalo por dibujar los últimos días de la vida del mítico Jesucristo con una estética intensamente pop y, desde un punto de vista argumental, marcadamente hippie. 
"Jesucristo Superstar", antes de ser llevada al cine, se presentó en Broadway y en el West End de Londres. En la grabación original, el papel de Jesús fue interpretado por Ian Gillan, cantante del grupo Deep Purple, y el de Judas por Murray Head.
En España, la ópera se llevó a los escenarios el 6 noviembre de 1975. Fue interpretada y producida por el cantante Camilo Sesto, que dio vida a Jesús; Teddy Bautista interpretó a Judas, y la cantante dominicana Ángela Carrasco fue la encargada de personificar a María Magdalena. Otros intérpretes fueron Guillermo Antón, del grupo "Los Mismos", como Pedro; Alfonso Nadal, como Pilatos; Charly Chausson como Caifás, y Dick Zappala como Herodes. La dirección de la obra corrió a cargo de Jaime Azpilicueta. El trabajo se estrenó en 1975 en el teatro Alcalá Palace de Madrid, con un éxito rotundo, lleno en todas las funciones. Aún hoy, la critica cataloga este montaje como la mejor versión que se ha hecho nunca de "Jesucristo Superstar".
En nuestra memoria, "Jesucristo Superstar" se mezcla con el espíritu rupturista, rebelde, iconoclasta e indómito que caracterizó a la juventud a finales de la década de los sesenta. "Jesucristo Superstar" fue tan hijo del Mayo francés como del movimiento hippie, tan fruto del punk como de los Beatles. Esta obra tuvo la capacidad de subvertir, en todo el mundo, los códigos clásicos sobre los que se transmitían las enseñanzas católicas y supo hacerlo, además, respetando la esencia de los mitos que componen el Nuevo Testamento.
Musicalmente, "Jesucristo Superstar" es una obra grande y magnífica; estéticamente, resultó tremendamente vanguardista; cinematográficamente, fue vistosa; y argumentalmente, fue hábilmente conservadora, pues jamás puso en duda ni uno solo de los grandes principios sobre los que se asienta el cristianismo.
Un clásico desde cualquier punto de vista.

Todos los productos de Jesucristo Superstar en Amazon Megastore

Síguenos en Twitter
Suscripción gratuita a la e-Revista Canciones en el Recuerdo
Mira nuestras bonitas camisetas

martes, 7 de enero de 2014

"Don't cry tonight" y "Only you", dos canciones prototípicas de los años ochenta de la mano de Roberto Zanetti ("Savage")



Fue, sin duda, uno de los grandes referentes musicales de los años ochenta del pasado siglo. Encuadrado primero en el italo-disco más exitoso, la melancolía electrónica, etérea e irónica de Roberto Zanetti, popularmente conocido como Savage, saltó las fronteras del tecnopop europeo para convertirse en una música que llegó a todo tipo de públicos.
Roberto Zanetti, nacido el 28 de noviembre de 1956 en Massa, una pequeña localidad de la Toscana italiana, comenzó su carrera con el grupo "Taxi" para después seguir como solista, colaborando ocasionalmente con otros artistas.
Aún hoy, las canciones de Savage, como este "Only you" (1984) o el celebérrimo "Don`t cry tonight" (1983), se recuerdan insistentemente. Ésta última, por ejemplo, es una canción prototípica de los ochenta. Un ejemplo modélico de cómo un tiempo medio, con un puñado de sintetizadores y una melodía precisa, pueden construir una canción hermosa. La música de Savage pertenece, claramente, a otro tiempo. A un momento en el que no sé si éramos más felices, pero en el que, sin duda, éramos más jóvenes y más inocentes.

Comparte tus canciones en nuestro Muro de Facebook
Síguenos en Twitter
Suscripción gratuita a la e-Revista Canciones en el Recuerdo 





Enlaces de Interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...